Un primer paso en la construcción de este observatorio fue realizar un diagnóstico sobre la información que existe en los Tribunales Superiores de Justicia con respecto a las personas con discapacidad intelectual y psicosocial que han sido parte de procesos penales como víctimas o imputados.

Para ello se realizaron solicitudes de información vía la Plataforma Nacional de Transparencia y el sistema INFOMEX a todos los tribunales estatales. Las primeras solicitudes de información dejaron ver que la discapacidad no es una variable que se registra en el sistema. Ante este panorama se decidió repensar la pregunta de tal forma que se pudiera contar con datos que sí existieran en los registros judiciales. En ese sentido, se planteó una nueva pregunta sobre el número de personadas declaradas inimputables en los procesos penales. Con ello se intentó pensar en una categoría jurídica – la inimputabilidad- que tendría que ser registrada por los tribunales dado que es determinada durante el proceso penal y conlleva un conjunto de implicaciones procesales. A esta pregunta general sobre cantidad de inimputables se agregaron un conjunto de variables sociodemográficas como edad y género y otras más con datos relevantes sobre el proceso: tipo de delito, fecha de inicio y fecha de sentencia, tipo de defensa, si hubo recurso de apelación o si se utilizó algún mecanismo alternativo de solución de controversias o de terminación anticipada.

De las respuestas a dichas solicitudes, quedó claro que existen pocos Tribunales estatales que registren información sobre las personas declaradas inimputables y sus procesos penales. Así, sólo 6 poderes judiciales tienen datos y formatos adecuados para poder trabajar sobre los mismos. Doce Estados tienen información estadísticas, pero la misma no está completa y fue presentada en un formato inadecuado. Diez poderes judiciales no registran información sobre inimputables o consideran que no es de su competencia y finalmente 4 sostiene que el número de inimputables es igual a cero.

Semáforo de acceso a la información

Metodología

Para realizar esta visualización se realizaron solicitudes de información vía la Plataforma Nacional de Transparencia y el sistema INFOMEX a todos los tribunales estatales. La pregunta que se planteó a los mismos consistió en la siguiente:

• Número de personas inimputables sentenciadas del 2014 a julio del 2018, desagrado por edad y sexo; tipo de delito, fecha de audiencia inicial, fecha de sentencia, tipo de sentencia (condenatorio o absolutoria); tipo de defensa, hubo o no apelación; si hubo o no una solución alterna o forma de terminación anticipada, si es el caso, especificar el tipo y fecha de resolución.

Una vez obtenidas las respuestas a dicha solicitud se decidió establecer criterios que nos permitieran evaluar el tipo de información que nos habían proporcionado las unidades de transparencia y acceso a la información de cada uno de los tribunales de los diferentes Estados. Se establecieron dos criterios. El primero consistió en dar un punto por cada variable contestada. La pregunta original fue dividida en 8 atributos:El segundo criterio tiene que ver con el formato en el que fue entregada la información. En ese sentido la evaluación solo planteó dos criterios: si la información fue entregada en un formato de datos abiertos que permitía trabajar con los mismos.

Una vez establecidos estos criterios se hizo una semaforización y se otorgó un color a cada tribunal, mismo que indica la calidad de la información entregada. A continuación se señala el significado de cada uno de los colores.

Se otorgó el color rojo a aquellas respuestas que no entregaron ninguna información ya sea porque no registran datos sobre inimputabilidad o porque hayan respondido que no están obligados a generar esta información.

Se considera como amarilla cuando la información que dieron no es de buena calidad porque está incompleta o porque está en un formato “cerrado” (no de datos abiertos).

Se otorgó el color verde cuando la información está completa y el formato en el que fue enviada es de datos abiertos.

Se otorgó el color gris para aquellos casos en los que la respuesta fue que el número de inimputables era igual a cero y por ello no se agregaba ningún otro tipo de información. Esta respuesta fue considerada “sospechosa” en la medida en que resulta poco probable que en el tiempo que contempla la solicitud – de 2014 al 2018- ninguna persona haya sido declarada inimputable.